Deshidratada

La piel seca puede ser causada por muchos factores diferentes. Los factores clave son el nivel de grasa en la piel y el estado de la función de barrera de la piel. Ambos determinarán la tasa de perdida de agua transepidermica (TEWL) – es decir la velocidad a la que el agua se evapora a través de la piel.

La piel es dinámica y reaccionará a su entorno. Si aplica productos que su contenido de aceites es muy alto y que no penetran correctamente la piel por su baja calidad, esta reaccionará reduciendo la cantidad de sebo que produce. Esto significa que si deja de aplicar la crema, su piel estará y se vera seca durante unos días, mientras comienza a producir de nuevo su propio sebo.

Vale la pena aguantar unos días con la piel ligeramente seca, para romper la confianza que esta ha adquirido en los aceites oclusivos, así podremos después aplicar productos que de verdad nutran e hidraten correctamente la piel. Lo que llamamos un detox de la piel.

Hay dos tipos de piel seca: lipídica seca y deshidratada. Las dos están a menudo vinculadas, pero están separadas aquí para facilitar el diagnóstico.

Lipídica seca:

  • Mate con aceite mínimo
  • Tiende a parecer aburrido
  • Puede ser áspera y escamosa
  • A menudo se sensibiliza con facilidad
  • Se sentirá tenso después del lavado
  • Parches rojizos con capilares finos visibles
  • Aparecen milios en el área de las mejillas y los ojos
  • Las líneas finas aparecen a una edad temprana

Deshidratado:

  • La piel es tensa.
  • Propenso al envejecimiento prematuro
  • Los capilares finos pueden ser visibles
  • La piel reacciona fácilmente a los climas extremos

Estos son algunos de los factores que pueden estar contribuyendo a la Pérdida la incontrolada de agua transepidérmica (TEWL).

Lipídica seca:

  • Dieta sin grasa y deficiencia de ácidos grasos esenciales
  • Factores genéticos
  • Uso de limpiadores que contienen detergentes duros
  • Alteración en la microflora de la piel que resulta en una barrera cutánea que no funciona óptimamente.

Deshidratado:

  • No beber suficiente agua
  • Medicación diurética
  • Consumo excesivo de cafeína o alcohol
  • Baja humedad y atmósferas artificiales
  • Función de barrera deteriorada que resulta en aumento de TEWL
  • Descamacion de la piel con tensioactivos duros
  • Excesiva exposición al sol

Aquí hay algunas sugerencias sobre cambios en el estilo de vida que tendrán un efecto equilibrante en su piel:

  • Tome un suplemento de omega-3 con al menos 600 mg de ácidos grasos omega-3 de cadena larga (DHA y EPA)
  • Evite una dieta sin grasa – trate de comer lípidos saludables de semillas y frutos secos
  • Utilice una cantidad generosa de humectante (tamaño de un guizante) y asegúrese de que contiene aceites vegetales que pueden ser absorbidos, preferiblemente orgánicos de primera extracción en frío y no aceites petroquímicos
  • No use jabón de barra en su cuerpo o cara – encuentre un gel de ducha de pH suave equilibrado o, preferiblemente, una crema limpiadora, libres de sulfatos 
  • Mínima exposición al sol y siempre con protección solar en todo momento, inclusive en días de otoño e invierno
  • Utilice productos que contengan ácido hialurónico
  • Tomar un probiótico ingerible de buena calidad y aplicar un tratamiento de cuidado de la piel probiótico, que contenga cepas vivas de microbios beneficiosos para mejorar la barrera de la piel y minimizar  el TEWL a través de la superficie de la piel
Share