Piel Sensible

Más de la mitad de la población en Europa afirma tener piel sensible y otros países del primer mundo muestran estadísticas similares. En nuestra opinión, esto es debido a los productos que se están utilizando para el cuidado de la piel, la limpieza del hogar, nuestra ropa, etc. Y muestra que hay una degradación sistémica en la condición de la piel. Si tu piel reacciona a un producto,  se debe mirar cuidadosamente la lista de ingredientes para averiguar lo que causó la reacción. Elimine cualquier aerosol que pueda estar usando, incluyendo perfumes, sprays de limpieza, sprays de pelo, etc. Considere que la reacción puede ser a su champú, acondicionador, jabón de cuerpo o detergente. Vale la pena mirar su suavizante de telas también, ya que cuando dormimos nuestra cara esta permanentemente en contacto con fundas de almohadas y sabanas.

Nuestra alimentación también puede influir en las diferentes reacciones, ya que si presentamos alguna intolerancia a algún alimento, esto se puede reflejar en nuestra piel.

  • La piel muestra un enrojecimiento prolongado después de aplicar el producto sensibilizador
  • Tendencia a enrojecerse facilmente, inclusive con el contacto manual
  • Cuando se encuentra bajo estrés, tiende a sensibilizarse o la piel se siente agredida
  • Puede sufrir marcas y cicatrices fácilmente

Estos son algunos de los factores que pueden estar contribuyendo a las reacciones cutáneas

  • Limpieza excesiva y esterilización con productos antimicrobianos
  • Alteraciones en la microflora de la piel
  • Sistema inmunológico de la piel en estado hiperactivo
  • La función de barrera de la piel está deteriorada
  • Alergia a los ingredientes individuales
  • Factores genéticos
  • Deficiencia de ácidos grasos esenciales debido a una dieta libre de grasa
  • Fumar
  • Excesiva exposición a los rayos UV
  • Menopausia o desequilibrio hormonal
  • Aplicación tópica de vitamina A y sus derivados

Nuestras sugerencias sobre los cambios de estilo de vida, que deberían tener un efecto de equilibrio en su piel

  • Evitar los exfoliantes abrasivos
  • Utilice máscarillas que no se sequen
  • Evite baños o duchas excesivamente calientes y aplique hidratante inmediatamente después del baño
  • Tome una exposición solar suave en una gran parte del cuerpo por lo menos una vez a la semana. Cubra la piel sensible con protección física – que significa cubrir con ropa o utilizar un bloqueador solar mineral
  • Tome un suplemento de omega-3 con al menos 400 mg de ácidos grasos omega-3 de cadena larga (DHA y EPA).
  • Asegúrese de que usted no es alérgico al aceite de pescado – los síntomas incluyen hinchazón facial y una erupción cutánea
  • Tome un probiótico ingerible de buena calidad y aplique un tratamiento de cuidado de la piel con probióticos que contengan cepas vivas de microbios beneficiosos para mejorar la barrera de la piel
  • El pH de TODOS los productos debe estar en el rango 4.5 – 5.5
  • Evite el exceso de café y alcohol
  • Evite las atmósferas secas debidas al aire acondicionado
Share