Pigmentada

Los problemas de pigmentación de la piel surgen debido a la distribución irregular de melanina en la piel.

Estos factores pueden ser genéticos o pueden ser activados por circunstancias externas y más controlables.

La melanina se deposita en la piel por los melanocitos. Estas células tienen largas prolongaciones similares a los brazos llamadas dendritas, que depositan la melanina en melanosomas para su transporte a través de la piel. La salud de los melanocitos es clave para casi todos los problemas de pigmentación.

 

Los problemas de pigmentación se pueden dividir en hipopigmentación (parches claros) e hiperpigmentación (parches oscuros). Los parches pueden ser grandes (por ejemplo, vitiligo) o pueden ser apenas perceptibles. Hay más de 70 diferentes trastornos de la pigmentación y estos no se pueden cubrir aquí, pero hay algunas causas comunes.
Estos son algunos de los factores que pueden estar contribuyendo a las alteraciones en la deposición normal de pigmentos en la piel

  • La radiación UV es el principal factor agravante en la pigmentación – todos los casos se verán afectados por la exposición excesiva a los rayos UV
  • La deficiencia de vitamina D está involucrada en un gran porcentaje de casos de pigmentación. Los niveles de vitamina D son peligrosamente bajos en una gran proporción de la población debido a estilos de vida en interiores. Un poco de exposición al sol es esencial para su salud y la salud de su piel. Esto puede parecer contradictorio, pero 15 minutos de exposición solar suave en una gran parte de su cuerpo unas pocas veces a la semana es saludable. Las quemaduras de sol definitivamente deben evitarse.
  • Los desencadenantes iniciales más comunes son los siguientes:
    • Intensa quemadura de sol – un incidente de quemadura solar aguda puede tener efectos a largo plazo, pero una exposición suave regularmente es beneficioso para la piel
    • Medicación
    • Reacción a los productos químicos
    • Cambios hormonales
    • Las personas que portan el gen de la cabeza roja son más susceptibles a los daños inducidos por la radiación UV

Aquí hay algunas sugerencias sobre los cambios de estilo de vida que deben tener un efecto equilibrante en su piel

  • Exposición continua de bajo nivel al sol (15min al día), con las áreas afectadas cubiertas
  • Suplementos orales de vitamina D, si los niveles son bajos
  • Ingesta de ácidos grasos esenciales – ya sea 15 g por día de aceite de semilla de lino o 400 mg de ácidos grasos omega-3 de cadena larga (DHA y EPA)
  • Suplemento de vitamina C (400mg) sobre una base diaria
  • Reevalúe su dieta – cambie a una dieta alta en fibra, baja en azúcar y alimentos frescos
  • Compruebe si hay ingredientes fotosensibilizantes en los productos de maquillaje, cuidado de la piel y productos para el cuidado del cabello.
Share