Timbal de Quinoa

Timbal de Quinoa

Timbal de Quínoa

Introducción:

La quínoa y la espirulina son consideradas superalimentos, (“Super” por su alto contenido en antioxidantes, vitaminas, minerales, fitonutrientes, acidos grasos, inmunoprotectores y antiedad). La quínoa es un pseudocereal, ya que en realidad es una semilla que se puede consumir como un cereal. Es rica en hierro y magnesio, contiene hasta un 23% de proteínas, ácidos grasos omega 3 y 6, vitaminas C, E, B1, B2 y niacina, es una importante fuente de fibra y tiene un índice glucémico muy bajo, por lo que se recomienda en dietas para bajar de peso. La espirulina es un alga que solo tiene el 7% de grasas y estas están formadas de ácidos grasos esenciales, facilita la eliminación de toxinas, se compone de más de 60% de proteínas en su mayoría biodisponibles, es un gran remineralizador, ayuda a perder peso, entre otros muchos beneficios.

Esta DelliCiosa receta esta increíblemente balanceada porque combina la textura de la quínoa, las propiedades saludables del aguacate, el dulzor de la zanahoria y los brotes cargados de enzimas. Es importante que los ingredientes sean de procedencia ecológica, ya que los consumiremos en gran parte crudos. De esta manera tendremos un plato cargado de vitaminas y nutrientes.

Ingredientes para 4 personas

  • 250 gr de quínoa ecológica (1 taza aprox.)
  • 2 tazas de agua
  • 2 zanahorias
  • 2 aguacates medianos
  • 4 tomates
  • Zumo de limón
  • Sésamo negro
  • Brotes o germinados
  • Espirulina en polvo
  • Tamari
  • Aceite de sesamo o de oliva virgen.
  • Sal

Preparación: 30 min aprox.

  1. Lavar previamente la quínoa y escurrir, poner el agua a calentar en una olla, en cuanto comience la ebullición agregar la quínoa, un poco de sal, tapar y poner a fuego lento (15 min aproximadamente).
  2. Aparte cortar el aguacate en cuadros pequeños, lo mismo el tomate y la zanahoria.
  3. Para la salsa mezclar cuatro cucharas de zumo de limón con dos de tamari, agregar dos cucharas de te de espirulina y mezclar bien, servir en cuatro recipientes individuales.
  4. Cuando la quínoa este al dente, mezclarla con la zanahoria, el tomate, el aguacate, el sésamo negro y un poco de aceite de sesamo o de oliva.
  5. Dividir en cuatro partes y verter sobre un molde cilíndrico en los platos. Para decorar podemos poner encima un poco de tomate picado, los brotes y espolvorear sésamo negro.

Recomendaciones:

Es un plato muy versátil, podemos poner calabaza al vapor para reemplazar la zanahoria o agregar repollo morado para darle más color.

Share
error: Contenido Protegido!